4 mar. 2016

La razón por la que terminas lastimada después de una relación. Parte 2

Esta entrada es parte de una serie de 3 artículos que escribí.




Continuación....

Fué como si apenas descubriera que Santa Claus no existe. Fué un alumbramiento. Me sentí como vil genio al decir: Era tan simple y no lo vi! 

Y es que entre sus palabras dulces, sus muestras de cariño, su caballería y su seguridad me embobaron en cuestión de dias. Digo, cumplía todos los requisitos de mi chico ideal y de las ilusiones que yo tenía sobre una nueva pareja.

Y ahi fué donde caí en descubrir cuál fué mi error: Idealizarlo e Ilusionarme.

Un hombre de Tinder, en 3 citas, me enseñó más que lo que aprendí con todas mis ex-parejas que he tenido desde los 16 años (tengo 30).

Cada vez que tronaba con alguien terminaba cantando "I Dreamed a dream" de Les Miserables con lágrimas, una botella de tequila y llamándoles a mis amigos sobre cómo la había regado o cómo fué que todo se fué al carajo...

There was a time when men were kind
When their voices were soft
And their words inviting
There was a time when love was blind
And the world was a song
And the song was exciting
There was a time
Then it all went wrong

 

 Diosssssssss!!!!... el drama a todo lo que da en cada ruptura.

Y entonces terminaba viendo Bridget Jones o Sex and the City para reanimarme.


Terminaba rayandoles la madre mentalmente por que las cosas no habían salido como yo las había planeado. Por que (a excepción de nuestro Principe Tinder) todas las promesas que hacía con  mis ex sólo me dejaban debastadas.

Entre el top 5 de promesas se encuentra:

-Nunca te voy a dejar.
-Siempre te voy a querer.
-Siempre estaremos juntos.
-Solucionaremos esto juntos.
-Nuestros hijos serán muy lindos.

Es decir, ya habías sobrevivido a la incomodidad de conocer a la familia, de caerle bien a los amigos, de saber sus gustos, de saber su color favorito, su cantante favorito, su signo zodiacal y toda-esa-mierda-de-cosas que según los blogs debemos de saber para saber si somos la pareja ideal.

De nuevo. Ideal.

Después del enojo, viene el rechazo a la idea.

¡Pero es que éramos el uno para el otro!

¡Pero es que yo lo amo!

¡Pero es que estábamos tan conectados!

¡Pero es que ……!

¡Pero es que ……!

¡Pero es que ……!

Y entonces empiezas a hacerte chaquetas mentales de que tal vez si lo intentan una vez mas las cosas serán distintas por que YA APRENDISTE sobre qué es lo que no debes de hacer.... según tu.

ESO-ES-UNA-REVERENDA-MENTIRA.

Sabes bien que no aprendiste ni madres, sólo aprendiste que ahora que estás sola ya te cuesta trabajo escoger una película en netflix por que TODAS TE RECUERDAN A EL.



Y es entonces cuando ahi vasssss.... de nuevo te lanzas a buscarlo, a que te rechaze, y luego empiezas con una actitud psicótica que va de distintos niveles.

Tengo 5 amigas que sus niveles de ex-novia tienen distintos comportamientos:

Amiga 1> Le llama, lo stalkea en las redes sociales, si ve la imagen de otra vieja toma la actitud pasivo-agresiva al darle like y preguntarle por chat y teléfono el "¿Tan pronto me olvidaste? ¿Quién es ella?... muy bien como quieras."

Amiga 2> Publica lo ardida que está en redes sociales y rondea su casa. Se aparece en su trabajo o frecuenta los mismos lugares a los que va.

Amiga 3> Se pone super ebria y comienza comportamientos auto destructivos esperando a que el tipo en cuestión se entere y re-aparezca como su salvador y héroe nacional y vea lo mal que está por culpa de él. Es decir, ella piensa que con sus acciones suicidas el hombre verá cuánto lo amaba ella.

Amiga 4> Comienza a llamar a todos sus contactos hombres y sale con cual se le cruce. Sube fotos de ellos etiquetándolos, cambia su foto de perfil y comienza a poner frases y llamadas al ex en falso fingiendo que se equivocó de número. Aplica la psicología "Mira cómo no te extraño, pero te extraño".

Amiga 5> Llora, y llora, y llora y llora, y llora hasta que los ojos se le ponen como de sapo. Se la pasa leyendo los mensajes, cartas y una eterna agonía. Grita su nombre como vil Juieta llorando por su Romeo. Se encierra en su cuarto, no sale en semanas hasta que se cansa o algún chaval la invita a salir. Aplica la del clavo que saca a otro clavo.

Y nos encannnnta el drama.

Nos ponemos a buscar esa otra mitad, esa parte que nos hace falta para llenar "el vacío" existencial en nosotros.

Nos torturamos viendo cómo nuestras amigas se casan, suben fotos sobre sus novios, sobre cómo "la vida a tu lado es mas bella" y demás cursilerías que lo único que causan es que quieras gritarles en la cara: EL AMOR NO EXISTEEEEEEE!!!!!

Si, por que te amargas, te frustra, te duele no saber el "POR QUE TU NO??".

Qué es lo que estás haciendo mal?

Por qué la vieja zorra de la esquina tiene viejos a morir y tu sola como hongo?

Por qué todo mundo se casa, tiene hijos como si fuera barata de tienda departamental?

Por qué todo mundo está aferrado a reclamarte o preguntarte, como el clásico tío o primo incómodo que en cada reunion familiar toca el tema con  "Pero por qué estás sola si eres tan exitosa?"... si lo supiera no estaría sola pendejo!!

Ah! la tortura.


La tortura de saber que todo lo que imaginaste, ilusionaste, planeaste, trabajaste, todo lo que hiciste se fué al carajo en un dos por tres.



Pero... mi amiga... Todo es tu culpa. Si, es tu culpa :)

Le diré por que.....




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sea amable por favor, y yo lo seré también :)